19 Oct, 2015 Fin humedades

Prevenir mejor que curar

Llega el otoño, época en la que junto a las primeras lluvias empiezan a aparecer las humedades. Los que no hemos aprovechado el periodo estival para preparar nuestra vivienda para ésta época del año, comenzamos a apreciar problemas que ya teníamos en casa durante el invierno pasado y probablemente nos aparezca alguno nuevo.

Como escuché en una charla recientemente: "Lo que no se gasta en materiales de calidad cuando se construye una casa, se gasta después en mantenimiento".

Lo que percibimos de los problemas derivados de las humedades es lo "feo que queda", es decir que afecta a la imagen de la vivienda, aunque el verdadero problema de un exceso de humedad es que afecta a la salud que de nuestra familia.

El tener un exceso de humedad en nuestra casa deteriora nuestra calidad de vida de una forma determinante hasta el punto de obligarnos a mal vender nuestra casa con tal de proteger a nuestra familia. De hecho, éste es el consejo de nuestros médicos y sobre todo de los alergólogos cuando empiezan a aparecer problemas de salud graves como consecuencia de la aparición de mohos negros en nuestra vivienda fruto del exceso de humedad.

"Lo intentamos todo" y los problemas vuelven una y otra vez, algunas veces por recurrir a soluciones caseras y otras veces por consejos erróneos de profesionales que no ofrecen ninguna garantía. Probablemente por la falta de conocimiento existente en esta materia, ya que en España nos hemos preocupado más del sol que del agua y sus consecuencias, de ahí nuestra falta de previsión y de conocimientos.

Para concluir, quiero dar un mensaje de esperanza: "La gran mayoría de los problemas de Humedad tienen SOLUCIÓN". Cada vez hay más profesionales en España y empresas que solucionan este tipo de problemas.

Sólo debemos tener en cuenta una premisa para buscar solución a los problemas de humedad, y es buscar empresas especializadas que ofrezcan GARANTÍAS en sus intervenciones.